No señora , no insista, esto no es un "Centro de asistencia al suicida", y además en esos centros no le brindan ayuda para suicidarse, todo lo contrario: tratan por todos los medios de disuadirla... ¿Como dice... ?, ¿por que entonces no se llaman "Centro de asistencia al que no quiere suicidarse"... ?
No lo se, la verdad es que nunca lo había pensado...

domingo, 29 de agosto de 2010

Rodolfo Fogwill condesciende con la muerte


Dijo Rodolfo Fogwill : “La cocaína nunca ha sido un problema para mi, es fácil dejarla, yo mismo la deje como diez veces.”  He notado que el numero de veces variaba con cada reiteración que el autor hacia de la frase.

Era, como muchos publicitarios, un provocador profecional, un provocador de palabra que en los hechos no produce molestia alguna en el poder de turno, un retador de la moral que no cuestiona los valores mas sagrados, la propiedad privada por ejemplo; por eso, propietarios y desposeídos pueden leerlo y disfrutarlo por igual, como a Charles Bucowski o a Joaquín Sabina.
¿No es eso un escritor maldito: alguien capaz de sonrojar a las tías solteronas, pero sin perturbar la sacra relación entre capital y trabajo?; por eso Emil Zola, por ejemplo, no es un escritor maldito, por mas que se desgañite acusando.

Fogwill gustaba promocionar su mejor novela, “Los pichiciegos”, diciendo que la había escrito mientras consumía buenas dosis de cocaína. Algunos de sus admiradores han reiterado el procedimiento nasal, birome en mano, sin haber conseguido escribir Los pichiciegos, ni ninguna otra cosa que valiera la pena. Algunos insisten en el procedimiento, acaso porque creen que la reiteración les permita perfeccionar la técnica, o acaso porque en realidad no les gusta tanto escribir pero les gusta la cocaína.

El último maldito de la literatura argentina no murió de una sobredosis de cocaína, sino de un enfisema pulmonar causado por el cigarrillo, una droga del todo legal, como murió Sandro.

El ilustre finado nunca cultivo la hipocrecia, como prueba esta declaración, aparecida en el diario reaccionario La Nacion, con motivo de su deseso:  
“Sé que todo lo que se dijo de mí lo provoqué yo. Y todo sirvió para venderme como autor, que actualmente ya no es vender libros al público, por lo menos en la Argentina, sino que tiene que ver con vender proyectos de negocio editorial a las editoriales”

Como corresponde a un escritor maldito, que ha sabido burlarse de las convenciones sociales y respetar las relaciones sociales de producción, fue velado en el templo máximo de la literatura oficial: la Biblioteca Nacional.

Nota: Pagina12, el diario, saco un suplemento excelente sobre el autor y su muerte:
           http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/9-6427-2010-09-01.html

13 comentarios:

mi nombre es alma dijo...

Porque se tome cocaína o no, se beba o no, se fume o no, la ironía en las palabras es una manera muy educada de decir de la verdad.

Daniel Rico dijo...

Hola Alma!

Si, eso que decis es verdad. Un provocador com Fogwill nunca hubiera haceptado un requiem que prescindiera de la provocacion.
Un abrazo!

Eleanor Rigby dijo...

No conocía al autor, fui directo a la wikipedia, y siento vergüenza realmente xq era nuestro. No soy la literata pero me gustan los libros, buscaré algunas cositas de su autoría x ahí que seguro encuentro. los Pichiciegos me suena muchísimo, eso de seguro no se da en secundarias...

No creo que las drogas se relacionen de modo directo con la genialidad, para nada! Uno puede ser más deshinibido o bien se puede ampliar el inconsciente pero no más que eso.

Acaba de morir hace 10 días y nada de él escuché en ningún lugar, loco no??

PD: me gustan los rscritores llamados malditos, si pasa x uno de mis blos va a encontrar un pequeño fragmento de Artaud con el cual me identifico bastante.

Buen blog.

Daniel Rico dijo...

Hola Eleanor:

LOS PICHICIEGOS es sin dudas un excelente comienzo para leer a Fogwill.

Ya mismo voy a buscar a Artaud en tu blog!

Saludos!

Paula dijo...

No conocía a este autor, pero reconozco que no me atrapa la literatura.
Me gusta mucho investigar sobre historia argentina (y me amargo más al ver que aún seguimos en el "cambalache"), y para distenderme, leo sobre mitos greco-romanos; o sobre las pirámides de Egipto y todo lo rebuscado que se dicen de ellas, jajaja!!

Gracias por tu comentario, te dejo un abrazo grande!!

Maximo Parcial dijo...

Hola Daniel... cómo te hiciste de rogar!! Por fin posteas...

Cómo posiblemente sabrás la obra del bueno de Rodolfo Fogwill no ha trascendido para el gran público al otro lado del charco... yo no le conozco por lo que te agradezco mucho la recomendación. Ni escuché absolutamente nada sobre él.

Descanse en paz.

Un abrazo

Daniel Rico dijo...

Hola Paula:
En marte parese que hay piramides tambien, dicen los marcianos que es obra de alienigenas venidos de la tierra; se ve que en ningun planeta la gente se quiere hacer cargo de los monumentos feos.

Saludos!

MAXIMO:
hola che!
Es un autor digno de interes, una pena la perdida.

Saludos!

José 'Azucarero' García dijo...

Casi no leí nada de él, pero su muerte me jodió bastante.

Saludos

J.

Daniel Rico dijo...

Hola Azucarero.

Siempre es asi. Borges decia que en estos casos, uno siempre cae en la cuenta de que no costaba ser un poco mas bueno con el finado.

En fin, quedan los libros y las anecdotas.

Saludos!

Vir dijo...

lo conocía de nombre pero nunca había leído ningún libro suyo, aunque sí alguna columna en algún diario, no recuerdo cual
me gustan aquellos escritores malditos que no le tienen miedo a hacer y decir lo que piensan
beso

Fabiana dijo...

Debo reconocer que no lo conocí, pero ya mismo me voy a investigar de quién se trata. Por lo que veo, hay cosas muy interesantes de él.
Gracias por acercármelas.

Un placer pasar por acá.
Saludos.

The Little dijo...

Daniel, te he hecho propaganda en mi blog ;)
Pásate eh, que pronto también estará el viaje de Amsterdam!!

Daniel Rico dijo...

Hola amiga!

Ya mismo voy a ver!

Me encanta tu blog!